julio 14, 2010

Bocanada

Se escondía su deseo en un reguero de penurias vanas, como quien no busca la cosa y la esconde detrás de una cortina de predecible incertidumbre... tal vez, se decía a el mismo: lo que busco no está, y no debe ser encontrado. Pero la verdad siempre visible aunque rara vez aceptada, rara vez se encuentra muy lejos del uno.
_______________________________________________________
así aquella alma atormentada vivía su fútil tormento, ahogado en imposibles y la sangre que el absurdo deja correr. Cosa incierta era aquel punto distante entre locura y opresión, ambos juntos y cercanos, ambos lejanos a la felicidad intrínseca a su ser interior. La verdadera sin noción de su tormento, era su vaga creencia en un amor marchito, cuando la certeza de aquel amor, nunca fue muy cierta... incluso le había nacido una cierta amnesia como si su subconsciente le recalcara la desimportancia del pasado, y lo que no fue ... ciertamente no lograba recordarlo y habían nacido recuerdos que de tanto ser recordados, no se conocía su procedencia. tal vez era todo una ilusión vacía... o la mezcla de tantas películas cebolleras y tantas absurdas lagrimas de su propia incertidumbre.
_______________________________________________________
Quizás el intentar olvidar solo agravaba su propia falta, la de crear una ilusión vaga y vana.. y ahora solo le producía un sabor amargo-rancio de una procedencia desconocida... tal vez tenia demasiado miedo a que su corazón sufriera y la hipotermia le clausurara el alma para siempre. Como tantos otros a los que jamás conoció y creyó conocer por leer un par de sus libros, típico libro corta-venas así como aquellas canciones que de tanto ser escuchadas, perdieron su sentido dentro de el mismo.
_______________________________________________________
Así y tras tratar de dar vuelta la pagina una y otra vez, sin jamas darse cuenta que había que cambiar de libro...
_______________________________________________________
aun no se daba cuenta, que al otro lado de la esquina se escondían sus deseos más profundos, sin embargo, él, ignorándolos, se dejaba llevar por la seguidilla de tropiezos anteriores, sin nunca atreverse a cambiar... por miedo a darse cuenta de su propia naturaleza.
_______________________________________________________
ya aceptado esto, los sentimientos, se decía el, eran demasiado maduros como para cambiarlos, y por eso se auto-condenaba, a nunca ver, lo que le deparaba el destino, por miedo a hacer... lo que en el fondo siempre quiso.
_______________________________________________________
Ser libre.
____________________________ y de su boca... nada.

1 comentario:

cualquier parecido con la realidad, o con persona viva o muerta, No es una Coincidencia, las coincidencias, no existen.



Hay que expresar la libertad, de hacer lo que quieras, tal y como quieras, siempre que lo hagas con pasión.